Featured Transporte

La polémica del tranvía de Edimburgo

7969709074_e414ccc98b_b
Escrito por Paube

Si te quieres hacer amigo de un escocés lo primero que debes decir es que te mola su acento y después criticar las obras del tram: no falla.

Hasta 1956 Edimburgo tenía un tranvía que paseaba a lo largo de la ciudad, después vino Lothian buses y acabó con todo. En 2005 se hizo un referéndum (¿os acordáis de los referéndums?) exclusivo a los ciudadanos de Edimburgo en cuanto a la aprobación o no del “Edinburgh congestion charge”, el pago para los conductores en la zona céntrica de Edimburgo (como en Londres, que para entrar en coche en la zona 1 de la ciudad tienes que pagar).

El 74% de votantes rechazaron esta propuesta, ¿y qué hizo el ayuntamiento de Edimburgo ante semejante respuesta? Pues dijo: ¿no queréis pagar? ¡toma tranvía! En 2008, el Council aprobó la construcción de un tranvía que iría desde el aeropuerto de Edimburgo hasta Newhaven (Leith), pasando por el centro y la calle más céntrica de la ciudad (Princes St.).

Hay numerosas críticas ante la construcción del tranvía (y no les sobra razón): Los escoceses no creen necesitar un tranvía en una ciudad como Edimburgo, donde tienen un amplio sistema de líneas de autobuses por toda la ciudad.

Como anécdota podríamos contaros que una mañana de septiembre del 2012, los vecinos se encontraron con un mensaje tejido a ganchillo en las vallas de Princes St que decía: “Tranvía hacia el infierno“. Este acto de arte vandálico se denomina: Yarn-bombing, o también yarnstorming, guerrilla knitting, urban knitting o graffiti knitting. ¡Para que veáis hasta dónde llega el descontento!

 

Los costes iniciales eran de £498 millones, fundados entre el Gobierno de Escocia y el Ayuntamiento de Edimburgo. En 2011 alcanzaron los £1.000 millones! Las obras del tranvía se empezaron a construir en mitad del trayecto (Princes St.) en lugar de comenzar en el aeropuerto o en Newhaven, con el consecuente cierre de la principal calle de la New Town y desviación de todas las líneas de autobuses a George St.

Las construcción y obras del tram en un principio se preveían para Febrero 2011; hoy por hoy, se dice 2014. Oye, ¿En esto no os sentís como en España? Una vez Princes St se daba por terminada, las obras volvieron durante 10 meses para reparar el asfaltado dañado, antes de haber sido utilizado. Los presupuestos, fechas y obras han sido cambiadas en numerosas ocasiones.

 

 

CC BY-SA 4.0
La polémica del tranvía de Edimburgo by Paula Bernad is licensed under a Creative Commons Attribution-ShareAlike 4.0 International License.

Sobre el autor

Paube

He vivido casi 4 años en Edinburgh, actualmente viviendo en Barcelona, proveniente de una de las ciudades más feas (pero con cierto encanto) de España.

Escribe un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR